Somos la Iglesia Nacional Presbiteriana "Gethsemaní", una comunidad renovada por el Espíritu Santo y formada por creyentes que desean servir a Dios y a la comunidad que nos rodea. Esta Iglesia es un huerto de descanso, paz y consolación para ti y todo aquel que lo necesite.

5. HACIENDO CAMBIOS IMPORTANTES

Romanos 12:1-2

Todos tenemos heridas que nunca olvidaremos. Todos tenemos hábitos que están arruinando nuestras vidas. Hemos estado en esta serie de Viviendo en Libertad y hoy vamos a estudiar el Paso 5 se llama el Paso de la Transformación.

VOLUNTARIAMENTE ME SOMETO A TODO CAMBIO QUE DIOS QUIERA HACER EN MI VIDA Y HUMILDEMENTE LE PIDO QUE REMUEVA MIS DEFECTOS DE CARÁCTER.

Está basado en el versículo: “Ofrézcanse como un sacrificio vivo a Dios, dedicados a Su servicio y agradándole a El... y permitan que Dios les transforme internamente por un completo cambio de sus mentes.” Romanos 12:1-2. Transformación, Cambio de tu mente. La forma en que somos transformados es permitiendo que nuestras mentes sean cambiadas. Este día quiero hacer tres cosas. Hablar acerca de dónde vienen mis defectos de carácter, Por qué es tan difícil deshacernos de ellos, y luego Cómo es el proceso de cambio de Dios en este paso y ver que Dios cambia las heridas, los hábitos, y los rechazos que han estado afectando mi vida.

I. ¿DE DÓNDE PROVIENEN MIS DEFECTOS DE CARÁCTER?

Tus defectos de carácter provienen de tres fuentes o causas: fuente biológica, fuente sociológica, y fuente teológica. Mis cromosomas, mis circunstancias, y mi naturaleza. De allí es donde provienen sus defectos de carácter.

1. De mis Cromosomas --- Algunos de ellos se heredan. Tus cromosomas. Cada uno de tus padres contribuyeron con 23,000 cromosomas, el 50% cada uno. Y por lo tanto heredaste algunas de sus debilidades. Heredaste algunos defectos físicos de tus padres, y algunos defectos emocionales también. Esto explica tu predisposición hacia ciertos problemas. Pero no es excusa al pecado. Pueda que tenga la tendencia a ser haragán pero eso no es excusa para hacer nada con mi vida y simplemente ser un holgazán. Pueda que tenga una tendencia genéticamente, para ser dado a ciertas adicciones, pero eso no es una excusa para que vaya y elija ser un adicto. Mis genes, la genética, mi naturaleza biológica es una causa.

2. De mi Cultura Familiar --- Mi crianza es una causa. Fuiste criado de una forma y aprendiste muchas formas de relacionarte con otros, tus costumbres, y tus hábitos. Aprendiste de tus padres y de otras personas. Aprendiste a responder a tus propias necesidades en ciertas formas y cómo protegerse, cómo manejar las heridas y el rechazo. Muchos de tus defectos son simplemente intentos contraproducentes para suplir las necesidades no satisfechas. Tienes una necesidad legítima de recibir respeto. Pero sino recibiste respeto al inicio de tu vida, te alegras con atención y descubres una forma de obtener la atención en diferentes maneras. Tienes una necesidad legítima de amor, pero si no obtuviste amor puede que te alegres con sexo barato, por tener la cercanía emocional. Tienes una necesidad de seguridad pero si no la obtuviste, puede que hayas intentado protegerte con materialismo y posesiones para mostrar “Estoy seguro.”

3. De mi Naturaleza. Tu naturaleza caída te hace elegir algo por mucho tiempo, esto se te vuelve un hábito. Una vez que es un hábito, estás atrapado. Las cosas que nunca intentaste desarrollar en tu vida se desarrollan porque elegiste hacer algo que se volvió un hábito. ¿Por qué tomas tanto tiempo deshacerte de estas cosas? ¿Por qué es tan difícil? He intentado con cosas nuevas, terapias, libros y seminarios.

II. ¿CÓMO SE DA EL PROCESO DE CAMBIO EN MI VIDA?

Romanos 12:2 “Sean transformados por la renovación de su mente.” Transformados. Renovación de tu mente. Tus pensamientos son el piloto automático de tu vida. Si deseas cambiar tu vida tienes que cambiar tu forma de pensar. La Biblia dice, que tus pensamientos determinan tus sentimientos, tus sentimientos determinan tus acciones. SEIS MANERAS EN LA QUE DIOS QUIERE CAMBIARTE Y HACER DE TI LO QUE SIEMPRE HA QUERIDO SER. Cosas que pensaste que nunca podrías cambiar son realmente simples.

1. Enfócate en cambiar un defecto a la vez.

Proverbios 17:24 “Una persona inteligente apunta hacia acciones sabias pero un necio comienza en muchas direcciones.” Tal vez reflexiones diciendo: “tengo 30 cosas que debo cambiar.” No lo hagas. Te desanimarás. Y no cambiarás nada. Debes ser específico. “Dios, esto es lo que quiero que tu trabajes en mi vida: mi ira, mi ansiedad, mi tendencia a controlar a la gente, mi adicción al trabajo, o mi falta de honestidad.” Dile a Dios cuál de esos está dañando más tu vida. Déjale obrar en esa área. Debes trabajar en un defecto a la vez. De otra forma no funcionará.

2. Enfócate en el poder de Dios.

Enfocarte en el poder de Dios es renunciar a tu fuerza de voluntad. Ya sabes que la fuerza de voluntad no es suficiente. Si la fuerza de voluntad funcionara ya habrías cambiado. Pero no ha sido así por lo que no puedes hacerlo de esa forma. Y no podrás porque no tienes el poder para hacerlo. Así que ya sabes que la fuerza de voluntad no funciona. De hecho, depender de tu propia fuerza, bloquea la libertad en tu vida. Cuando dices: “Puedo con esto, puedo manejarlo, puedo hacerlo todo por mí mismo, realmente estoy bien, no es un gran problema.” Es un gran problema, porque todavía lo tienes. Dios dice, olvídenlo, nunca cambiarán por su misma fuerza de voluntad. Pero estas son las buenas nuevas: “Puedo dominar todo con la ayuda de Cristo quien me da fuerza.” Así que ora: “Señor, sé que no puedo cambiar por mi propio poder, pero confío en ti para quitar este defecto.”

3. Enfócate en pensar lo bueno.

Filipenses 4:8 “Fijen sus pensamientos en lo que es verdadero, bueno, y correcto. Piense en cosas que son puras. Piense acerca de todo lo que pueda alabar a Dios y alégrese por eso.” Enfócate en cosas buenas, no en las malas. Cualquier cosa en la que te enfoques, es donde tiendes a moverte. En lo que te enfocas es lo que domina tu vida. Si te enfocas en lo malo, esto seguirá dominando tu vida. Si te enfocas en tus problemas, pensarás que tu vida es un cúmulo de problemas. Si te enfocas en tu adicción, pensarás que nunca de desharás de ella, entonces te moverás en esa dirección. Si dices: “No voy a pensar en sexo, no voy a pensar en sexo...” ¿En qué está pensando? En sexo. No resistas a la tentación. Dios no manda a que resistas a la tentación. El dice que resistas al tentador, resiste al diablo, pero no a la tentación. En lugar de resistir, la Biblia nos enseña a cambiar el enfoque. Solamente cambia el canal mental. Si está viendo un mal espectáculo por televisión no dices: “No voy a ver esto, no voy a ver esto...” No, simplemente cambias de canal. Cambia el enfoque de lo que has sido a lo que quieres ser y a lo que Dios quiere que hagas en la vida. Este es el poder de afirmar la palabra de Dios. Ten presente la Palabra de Dios. Llena tu mente con al Palabra de Dios. Cada vez que tengas un pensamiento positivo, cada vez que recuerdes una verdad de la Escritura, cada vez que tengas cualquier pensamiento, es un impulso eléctrico que va a tu cerebro. Cada vez que tienes el mismo pensamiento, eso se hace más profundo. Algunos de ustedes tienen pensamientos negativos en su mente porque han estado pensando en eso una y otra, y otra vez. La única forma de deshacerse de pensamientos negativos es pensar en la Palabra de Dios una, y otra, y otra vez.

4. Enfócate en hacer lo bueno.

Una cosa es sentirte bien y otra cosa es hacer lo bueno. En muchas ocasiones no coinciden. Mucha gente hace lo malo y se siente bien. Gálatas 5:16 “Si son guiados por el Espíritu no estarán en peligro de ceder al desenfreno.” Si haces lo correcto, tus sentimientos eventualmente coincidirán contigo. Si esperas hasta tener ganas de cambiar, nunca vas a cambiar. El enemigo se asegurará que nunca tengas deseos de cambiar. Si esperas hasta sentirse cariñoso, pasará mucho tiempo para que tomes la decisión. Así que dices: “no siento que me guste.” Haz lo correcto, no te preocupe por sentir lo correcto. Alcohólicos Anónimos usa la frase “Disimúlelo hasta que lo logre.” Haz lo correcto aunque no sientas ganas de hacerlo, porque sabes lo correcto. Cada vez que intentes cambiar una parte importante en tu vida, un gran defecto de carácter, o imperfección, adicción, debilidad de personalidad, cada vez que comiences a intentar hacer grandes cambios, no te vas a sentir muy bien al principio. De hecho, te vas a sentir bastante mal, por un momento. Está tan acostumbrado a sentirse anormal, que lo normal no se siente tan bien. Así que haz lo correcto ya sea que sientas o no hacerlo y los sentimientos se pondrán de acuerdo con tigo.

5. Enfócate en las personas que contribuyan en tu vida.

La gente correcta te ayudará. Las personas no apropiadas serán obstáculo, y evitarán tu recuperación. La Biblia dice: “Las malas compañías corrompen el buen carácter.” En otras palabras, si no deseas ser picado, aléjate de las abejas. Si sabes que un tipo de personas son una tentación, simplemente aléjate de ellas. Si estás luchando con el alcoholismo no dices: “Creo que iré al bar a la cantina a comer unas botanas.” Mala idea. Si estás luchando con la pornografía, no tienes que ir a esos puestos. No tienes que estar cerca de las cosas que te afectan. Por otro lado, la Biblia dice: Eclesiastés 4:12 “Dos son mejor que uno y una cuerda de tres dobleces no es fácil de romper.” Cuando tienes la ayuda de otra persona, cuando una cae la otra puede ayudar a levantarse.

Vas a casa y dices: “Señor, ¿De qué cosas me siento culpable y de las cuáles me arrepiento? Haré una limpieza esta semana.” Haces una lista de esas cosas y las reconoces, las confiesas ante Dios y otra persona en quien confíes. Las personas quienes lo hacen son las que tienen una relación con alguien más quienes le preguntaron, “¿Lo hiciste? ¿No? Bueno dispongámonos y hagámoslo.” Ve este versículo Proverbios 27:17 “Como el hierro se afila con el hierro, así las personas pueden mejorarse unas a otras.” Necesitas relacionarte con alguien.

6. Enfócate en el avance de tu salud.

Esto no significa que ahora serás perfecto, no te enfoques en la perfección, sino en progreso de tu salud y libertad. Algunos de ustedes han estado en toda la Campaña 50 Días Viviendo en Libertad y dicen: “No veo grandes cambios todavía.” No se preocupen por eso. Es un proceso. Es una decisión seguida por un proceso. Y Dios quien comienza Su obra en ti la terminará. Algunos de ustedes están pensando que Dios me amará una vez que llegué hasta cierta etapa, una vez que obtenga cierta perfección. Incorrecto. Dios te ama en cada entapa en tu salud y crecimiento. Dios nunca te amará más de lo que ya te ama. El nunca te amará menos de lo que te ama hoy. Como padre veo a mis hijos. No espero que mi hijo de 11 años se comporte como alguno de 18. Todavía hace desordenes pero me agrado con la etapa en la que él está en este momento. Y Dios se agrada con tu crecimiento. Es la dirección de tu corazón que dice: “Dios quiero voluntariamente someterme a los cambios que quieras hacer en mi vida. Humildemente te pido que quites esos defectos de carácter.” Dios no comienza a cambiarle hasta que estés completamente listo para ese cambio, entonces Él comenzará a trabajar en ti.

Fuente: Pastor Alberto Arenas

Teléfono
5554 8161
Fax
5554 8161
Dirección postal
ALLENDE 139, ESQ. LONDRES, COL. DEL CARMEN, DELEGACION COYOACAN, C.P. 04100, MEXICO, D.F.
Correo electrónico
Información general: webmaster@inpgethsemani.org.mx