Somos la Iglesia Nacional Presbiteriana "Gethsemaní", una comunidad renovada por el Espíritu Santo y formada por creyentes que desean servir a Dios y a la comunidad que nos rodea. Esta Iglesia es un huerto de descanso, paz y consolación para ti y todo aquel que lo necesite.

6. RESTAURANDO MIS RELACIONES

Efesios 4:31-32

Estamos en la Parte 6 de nuestro Camino Hacia la Libertad. Tiene que ver con hacer un poco de trabajo para mejorar las relaciones. Y volver atrás y tratar de reparar algo del daño que otros nos han causado y lo que nosotros hemos hecho a otros.

PASO 6. EVALUO TODAS MIS RELACIONES, OFREZCO PERDON A LOS QUE ME HAN DAÑADO Y HAGO ENMIENDAS POR EL DAÑO QUE HE CAUSADO A OTROS, EXCEPTO CUANDO AL HACER ESO, LES DAÑARÍA A ELLOS O A OTROS.

Esto está basado en Efesios 4:31-32 “Hagan desaparecer toda amargura, ira y enojo junto con toda forma de malicia. Sean amables y compasivos unos con otros, perdonándose unos a otros, así como en Cristo, Dios les perdonó.”

En este paso obviamente hay dos partes. Primero, perdonar a los que me han dañado y segundo, hacer enmiendas con las personas que he dañado. Vamos a tratar con las personas que te han dañado y las que has dañado. ¿Por qué debería dar este paso y cómo hacerlo?

I. DEBO PERDONAR A LOS QUE ME HAN DAÑADO.

1. Porque Dios me ha perdonado.

Y si Dios me ha perdonado yo debo perdonar a los demás. Colosenses 3:13 “Nunca tengas resentimientos. Recuerden que El Señor les perdonó, por lo tanto ustedes deben perdonar a otros.” Cuando recuerdo cuánto Dios me ha perdonado se me hace muchísimo más fácil perdonar a los demás. Nunca tendrás que perdonar a nadie, más de lo que Dios te ha perdonado. Cuando sea difícil perdonar a las personas usualmente es porque no te sientes perdonado completamente. Porque cuando las personas se sienten perdonadas no tienen mucho problema al perdonar. Tu necesitas darte cuenta que Dios te ha perdonado, necesitas perdonar a los demás.

2. Porque el resentimiento no funciona.

Es irrazonable, enfermizo, de ninguna ayuda. Job 5:2 “El preocuparte demasiado con resentimiento sería necio y sin sentido.” Él dice que el resentimiento es una tontería, es ilógico, es irrazonable. ¿Causa el resentimiento que las personas hagan locuras? Si. Siempre te dañas a ti mismo más que a otra persona. Eclesiastés 6:9 “Es una necedad el guardar un resentimiento.” Es irracional, una pérdida de energía. Job 18:4”Te dañas solamente a ti mismo con tu ira.” No sirve de nada. ¿Por qué? Porque siempre te dañas ti mismo más que a nadie más. Cuando te enojas y te resientes por alguien no les haces daño a esas personas, no les afecta en nada. Quizás alguien te dañó hace 10, 20, 30 años y todavía estás resentido por eso, y tal vez hasta se murió. El resentimiento no puede cambiar el pasado, no puede corregir el problema, no cambia a la persona, ni tan siquiera daña a la persona, solamente te afecta a ti. Te hace miserable o te hace sentir bien. A nadie he oído hablar a alguien que esté resentido y diga: “Me siento mucho mejor estando resentido.” La amargura solamente te hace estar molesto e infeliz. Las personas más infelices que conozco son los que están llevando un resentimiento. Es irrazonable y no ayuda en nada.

Job 21:23,25 “Algunos hombres son saludables hasta el día que se mueren... otros no tienen felicidad para nada, viven y mueren con corazones amargados.” Investigaciones han mostrado que la emoción más enfermiza que las personas han tenido, es el resentimiento. Porque es como el cáncer que se lo come vivo, es veneno. Tiene consecuencias físicas. (Un muchacho entró por la puerta y dijo, “necesito otras pastillas para mi colitis.” El doctor le dijo, “¿Y hoy con quien estás molesto?”) Las dos causas más grandes de problemas físicos (como el cáncer) en la vida son la culpa y el resentimiento. Tiene consecuencias físicas y emocionales. Pensar en esa persona, esa novia o novio anterior, esposo o esposa anterior, ese maestro que te avergonzó en la escuela o el padre que nunca te dijo que te amaba, esa persona con la que estabas saliendo y de repente te dejó y nunca dijo nada, tu guardas todo eso – te quita energía a tu cuerpo. Solamente prolongas la herida. Es algo así como un suicidio emocional. Necesitas perdonar a los que te han dañado por amor a sí mismo.

3. Porque necesito perdón en el futuro.

Voy a necesitarlo en el futuro. Marcos 11:25 “Cuando estén orando, primero perdonen a cualquiera contra quien estén guardando un resentimiento, para que su padre en los cielos les perdone sus pecados también.” El resentimiento bloquea sentir el perdón de Dios en tu vida. La Biblia dice que no podemos recibir lo que no estamos dispuestos a dar. Es peligroso seguir el modelo de oración del Señor. “Perdona nuestras deudas así como perdonamos a nuestros deudores.” “Dios perdóname así como perdono a los demás.” Necesitas perdonar a otros porque Dios te ha perdonado, porque el resentimiento no funciona y porque vas a necesitar de perdón en el futuro y no quieres romper ese puente que tienes que cruzar. El perdón es una calle de doble vía. Un muchacho se acercó a John Wesley una vez y dijo, “Nunca podré perdonar a esa persona. Nunca.” John Wesley dijo: “Entonces espero que nunca peques. Porque todos necesitamos lo que no queremos dar.”

¿Cómo efectúo esta primera parte del paso 6? ¿Cómo perdono a los que me dañaron?

a) Revelo mi herida.

Lo admito. Lo expreso. Lo afronto. Soy honesto. No puedes vencer esto hasta que lo admitas. No sé por qué pero no queremos admitir las veces que las personas que amamos nos han dañado. Porque tenemos una mala concepción de que no se puede amar a una persona y molestarse con ellos al mismo tiempo.

b) Suelto al ofensor.

¿Cómo suelto aun ofensor? Perdonándolos. Es la única forma en que los puedes soltar. No esperes que ellos pidan perdón. Hazlo ya sea que pidan perdón o no, porque lo estás haciendo por tu propio bien.

¿Cuán frecuencia debo hacerlo? “¿Cuántas veces debo perdonar a mi hermano cuando peca contra mí? Jesús respondió, ‘No siete veces, sino setenta veces siete.’” El está diciendo que tiene que ser continuo.

c) Reemplazo mi herida con la paz de Dios.

“Que la paz de Cristo reine en sus corazones.” ¿Cómo? Es injusto. Si los perdono quedan sin castigo. Deja que Dios tome en sus manos la situación. El puede hacer un mejor trabajo que tú. La Biblia dice que un día Dios va a aclarar todo y El va a pedir cuentas y va a balancear las cosas, y un día EL tendrá la última palabra. Así que permite que Dios tenga la última palabra en eso.

II. RESTAURAR A LOS QUE HE DAÑADO

Pero hay una segunda parte en este paso porque en la vida, no solamente la gente te ha dañado, sino que tú has dañado a otros. La segunda parte de este paso es restaurar a las personas que has dañado. Porque si no restaurar a los que has dañado, no puedes experimentar la verdadera libertad. Así que tienes que hacer la segunda parte de este paso, hacer enmiendas a las personas que has dañado tanto como soltar a la persona que te han dañado. Hebreos 12:15 “Cuiden que ninguna raíz de amargura tome lugar entre ustedes, porque al brotar causa grandes problemas hiriendo a muchos en sus vidas espirituales.” El está diciendo aquí, la razón por la que no puedes vencer ese hábito, ese rechazo, librarte de esa herida es porque todavía tienes relaciones no resueltas. Y esas deben ser tratadas si realmente quieres seguir con tu libertad y ser la persona que Dios quiere que seas.

¿Cómo restauro a las personas que he dañado?

1. Identifico a los que he dañado y lo que les hice.

No falta el que dice: no puedo recordar a nadie. ¿Hay alguien a quien le debes algo que no has pagado? ¿Hay alguien a quien no le has cumplido una promesa? ¿Hay alguien a quien siempre has controlado? ¿Hay alguien con quien has sido extremadamente crítico? ¿Has abusado verbalmente de alguien? ¿O físicamente? ¿O emocionalmente? ¿Te has olvidado de un aniversario? ¿Hay alguien a quien le has sido infiel? ¿Le has mentido a alguien? Haz una lista de los que has dañado y lo que les hiciste.

2. Hacerlo con actitud de amor.

Lucas 6:31 “hagan con otros como les gustaría que hicieran con ustedes.” Así que deténganse y piensen, “Si alguien llegara y me pidiera disculpas ¿como me gustaría que fuera? Y hazlo de esa manera. Lo haces de acuerdo al tiempo de ellos no cuando sea lo mejor para ti sino cuando sea el mejor tiempo para ellos. Eclesiastés 8:6 “Hay un tiempo exacto y una forma correcta para todo.” La actitud correcta. Efesios 4:15 “Hablen la verdad en un espíritu de amor.” .¿Cómo te gustaría que alguien te pidiera disculpas? En privado con humildad, con sinceridad, simplemente decir que lo que hicieron fue incorrecto, sin hacer ninguna justificación por lo ocurrido, sin excusas, no hablar de lo que tú hiciste, solamente asumir responsabilidad.

3. Entrego mi corazón.

Job 11:15-16 “Entrega tu corazón, busca a Dios, entonces enfrenta el mundo otra vez, firme y con valor, entonces todos tus problemas se irán de tu memoria, como aguas que pasan y ya no los recordarás.” Nota que hay tres pasos para reenfocar tu vida:

Recibe a Cristo en tu vida. Di: “Jesucristo, Dios, ven a mi vida.” Busca a Dios. No puedes fabricar suficiente perdón para todas las veces que vayas a ser herido en el mundo. Simplemente no lo tienes. El perdón humano se desvanece. Tú necesitas conectarse a Jesucristo, para que El te de diariamente el perdón que necesitas para librarte de eso a diario y finalmente lo sueltas. Busca a Dios y El te dará el perdón que pensaste que no podías dar.

Enfrenta el mundo otra vez. No lo abandones, no te escondas en una concha, toma decisiones, decide vivir, di: “Ya no soy una víctima.” Y comienza a ver hacia delante. Entonces todos tus problemas desaparecerán de tu memoria. La memoria desaparecerá. ¿No te gustaría ser libre de toda esa basura de relaciones? Ese es el propósito del paso 6. Te desafío a dar ese paso conmigo hoy.

Pastor: Alberto Arenas

Teléfono
5554 8161
Fax
5554 8161
Dirección postal
ALLENDE 139, ESQ. LONDRES, COL. DEL CARMEN, DELEGACION COYOACAN, C.P. 04100, MEXICO, D.F.
Correo electrónico
Información general: webmaster@inpgethsemani.org.mx