Somos la Iglesia Nacional Presbiteriana "Gethsemaní", una comunidad renovada por el Espíritu Santo y formada por creyentes que desean servir a Dios y a la comunidad que nos rodea. Esta Iglesia es un huerto de descanso, paz y consolación para ti y todo aquel que lo necesite.

1. UNA COMUNIDAD QUE TODOS HEMOS SOÑADO

Hechos 11:19-30

Nos dirigimos a un nuevo rumbo en nuestra comunidad de fe, un rumbo con nuevos desafíos y proyectos que generarán grandes frutos de crecimiento en todos los aspectos espirituales y numéricos. Estamos por cumplir 60 años de vida como iglesia, y deberíamos preguntarnos, qué frutos estamos entregando al Señor.

En esta nueva etapa de mensajes de la Palabra de Dios, estudiaremos los recursos espirituales que contribuirán al crecimiento y potencialización de una iglesia del siglo XXI. Una iglesia de con una misión específica y una gran visión. La misión es el gran propósito específico que se quiere alcanzar de manera constante y exitosa. La visión es el alcance que se anhela llegar con mucha ambición y precisión.

Para lograr en gran crecimiento de la iglesia se requiere de precisar un proceso efectivo de áreas que nos ayudan lograr grandes metas. Esto no se basa en adquirir algún modelo para garantizarlo; ni tampoco el intentar copiar el método de algún pastor brillante de gran éxito que dio una conferencia sobre el tema: “Cómo hacer que su iglesia crezca.”

El problema de copiar los modelos y métodos es que tienen ciertas limitaciones inherentes. Primero, no se puede transferir el contexto. Lo que funciona en un país donde hay una comunidad urbana con espíritu metropolitano, no tendrá pertinencia en el interior rural del mismo país. Cuando imponemos un modelo que ha tenido éxito en un sector en un contexto distinto, puede que resulte ser un inmenso fracaso para nosotros. Segundo, no se puede transferir los dones y la personalidad. Lo que da buenos resultados para un líder dotado de ciertos dones no funciona para otro que tiene sus propios dones y talentos distintos al anterior. Esto no quiere decir que uno es menos dotado o que tiene menos importancia en la obra del reino. Simplemente cada quien es diferente. Si uno intenta copiar el estilo de liderazgo y los métodos de otro, el resultado será que uno es visto como el imitador de un cantante famoso. El pensar que uno puede duplicar ese ministerio de la noche a la mañana es un fracaso rotundo.

¿Por qué no están funcionando los métodos y modelos de crecimiento para la gran mayoría de las iglesias? ¿Por qué no están creciendo estas iglesias? La razón sencilla es que los métodos y modelos de crecimiento no pueden lograr el crecimiento. No se trata de modelos y métodos. Se trata de principios. Nos hemos enfocado en métodos en lugar de hacerlo en el poder sobrenatural de Dios. Hemos olvidado que Jesús prometió que él edificaría su iglesia.

Cuando el crecimiento de la iglesia resulta de los principios de la Palabra y de la obra sobrenatural del Espíritu Santo, entonces la gloria siempre será para Cristo, y no para el líder o el método. Tenemos que ejercer cuidado en el campo del crecimiento de la iglesia para no llegar a creer que podemos lograr que la iglesia crezca por medio de métodos que carecen del poder sobrenatural.

El crecimiento no es resultado de una operación que realizamos sobre la iglesia; más bien es una consecuencia de una relación correcta con Cristo, la Cabeza de la iglesia. Por tanto, el crecimiento no es el fin en sí mismo. Es resultado de la investidura sobrenatural del poder divino.

Cuando una iglesia asume los principios bíblicos, está asegurando su crecimiento integral. Los principios están claramente establecidos en las experiencias bíblicas de la relación de Dios con su pueblo. En el Nuevo Testamento es muy clara la iglesia y su relación profunda de amor por Jesús de donde emerge el deseo de ganar a los perdidos, servir a los santos y compartir los bienes materiales con los necesitados.

El crecimiento auténtico de la iglesia es una actividad divinamente prometida para la iglesia que esté correctamente relacionada con Cristo.

El primer paso para todo crecimiento es una investidura sobrenatural y conducirte bajo principios.

Por eso, cuando vemos una iglesia que está creciendo, él recibe la gloria. El poder de sus socios en esta actividad, es resultado de su gracia, nada más. No podemos confeccionar el crecimiento genuino; esta es actividad soberana de Dios.

Los principios que estudiaremos los cuales son la base de crecimiento de la iglesia, es por medio de una modelo de inspiración que guíe en el proceso de crecimiento de cualquier iglesia. Estudiaremos en 8 semanas el rumbo de nuestra iglesia, basada en el modelo de Antioquía.

La Iglesia de Antioquía es un modelo de misión y visión.

La iglesia en Antioquía fue establecida por discípulos que estaban esparcidos por la persecución que resultó con el caso de Esteban (Hechos 8). No había ningún apóstol entre ellos. Estos discípulos, desarraigados de su tierra natal y de la seguridad económica, comenzaron a predicar el mensaje del Señor Jesús a los griegos (no judíos). Por estar en relación correcta y obediente a su Cabeza, él les dio la investidura del poder sobrenatural para testificar, y gran número se convirtió a Cristo. La iglesia en Antioquía fue fundada por discípulos cuya prioridad era caminar en obediencia a Cristo. De esa obediencia brotaron testimonios que edificaron la iglesia. Esta iglesia es verdaderamente un ideal, un sueño que se puede realizar.

LAS CARACTERÍSTICAS DE UNA IGLESIA MODELO:

1. Una iglesia comprometida con el Señor.

El compromiso significa recibir un llamado de Dios y obedecerlo, es comprometerte y cumplir con tus compromisos, es congruencia entre idea y acción,, observa lo que dice Hechos 14:23 En cada iglesia nombraron ancianos y, con oración y ayuno, los encomendaron al Señor, en quien habían creído. Dos palabras indican su compromiso: servicio y ayuno. El primer término "servicio" es usado para desempeñar un servicio público. Se trata de un servicio cultico al Señor. El termino ayuno está asociado con la oración. Acertadamente se ha dicho que la función principal de la iglesia es adorar a Dios y buscar su voluntad por medio de la Palabra y la oración. Una iglesia transformada por la gracia de Dios (Hch. 11: 21,23,24). Hechos 11:21 El poder del Señor estaba con ellos, y un gran número creyó y se convirtió al Señor. La expresión "El poder del Señor" indica una manifestación especial del poder de Dios (Is. 59:1, 66:14, Jer 1:9, 16:21). Se trata de una conversión genuina de los gentiles (Hch. 14:15, 15:19, 1 Tes. 1:9). Bernabé vio la gracia de Dios en los creyentes (v 23) y la única manera de ver la gracia de Dios en una comunidad cristiana es a través de vidas transformadas por el Espíritu Santo.

2. Una iglesia sensible a la voz divina.

Ser sensible es lo mismo que ser empático o ser abierto, la iglesia debe ser abierta, empática con Dios, escuchas su voz, estar atento a su llamado, como se muestra como ejemplo en Hechos 13:2 Mientras ayunaban y participaban en el culto al Señor, el Espíritu Santo dijo: «Apártenme ahora a Bernabé y a Saulo para el trabajo al que los he llamado.» La iglesia estaba en condición espiritual de escuchar la voz del Espíritu Santo y dispuesta a seguir su dirección. Pablo y Bernabé fueron llamados a ser misioneros. Comienza la era de las misiones entre los gentiles. En el llamado de Dios, requiere apertura y obediencia de parte de los miembros a actuar en su obras hasta las últimas consecuencias, como el profeta Jeremías, que tuvo que dimensionar las consecuencias de su llamado, Jeremía 1:9-10 Luego extendió el Señor la mano y, tocándome la boca, me dijo: «He puesto en tu boca mis palabras. Mira, hoy te doy autoridad sobre naciones y reinos, »para arrancar y derribar, para destruir y demoler, para construir y plantar

3. Es una iglesia que por naturaleza es misionera.

Los cristianos fueron fieles en compartir el Evangelio, la principal función de la iglesia en el mundo se llama misión, la de compartir su fe a los que no conocen de Jesús; por esta razón estableció una meta de misión: Hechos 1:8 Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra. La misión de la iglesia es respuesta al mandato de Jesús de dar testimonio fuera de nuestras fronteras, de reproducirnos en otros en otros espacios y en otras etapas de vida eclesial. La Iglesia de Jerusalén tuvo muy clara su visión para reproducirse en otros lugares, por eso envió a Bernabé a Antioquia por parte de Jerusalén; esto muestra que la iglesia actuó con madurez al seleccionar a un líder con solidez espiritual para la misión de la iglesia. Estaba en condición espiritual de escuchar la voz del Espíritu Santo. El llamado soberano y directo del Espíritu fue: "Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra que los he llamado".

4. Una iglesia que permanece fiel a la Palabra de Dios y sus enseñanzas.

Para la permanencia de una iglesia es que está asentada sobre una plataforma firme, sólida. Esa plataforma es la Palabra de Dios que llega a hacer una revelación, guía e inspiración a nuestra vida. Hechos 11:23 Cuando él llegó y vio las evidencias de la gracia de Dios, se alegró y animó a todos a hacerse el firme propósito de permanecer fieles al Señor. La primera responsabilidad de una congregación es para con Dios. Bernabé como líder cuidaba la vida espiritual de su grey, y la animaba constantemente a tener una sana y excelente relación con Dios. Una iglesia genuinamente establecida es aquella en la cual el poder transformador de Dios se ha manifestado en vidas edificadas en las Escrituras. Las multitudes humanas tienen profunda necesidad espiritual. Es preocupante el hecho de que existan más de 2,500 millones de personas que forman 12,000 grupos, aún no han sido alcanzados con el evangelio, es decir personas sin testimonio cristiano. En esos grupos están la mayoría de los musulmanes, los chinos, los hindúes, los budistas y otros pueblos menores. La necesidad de estos pueblos es aún mayor, puesto que aproximadamente el 90% de la población no ha tenido un conocimiento genuino de Cristo y porque han pecado delante de Dios, son dignos del juicio divino.

5. Una iglesia con liderazgo y maestros.

La función principal de los líderes era la de predicar y exhortar, y la de los maestros, de enseñar. El historiador Lucas da un listado de cinco personas de diversas razas y experiencias: Bernabé: Judío de Chipre, Simón: un negro de África, Lucio uno de Cirene (África), Manaen: probablemente perteneciente a la alta sociedad, Saulo: un judío ciudadano romano. Reunían una variedad de aspectos sociales, sin embargo, lo relevante era su unidad en Cristo, así como su condición de líderes certificados para el ministerio.

6. Una iglesia de impacto en la comunidad.

En Antioquía por primera vez en la historia, se usa por primera vez el nombre "cristianos", tuvo una gran influencia a su alrededor. El nombre de cristiano se pudo haber empleado como algo peyorativo, pero a pesar de ello, la iglesia tuvo un gran impacto en la sociedad que hizo que pusieran sus ojos en esta comunidad y trataran de conocer su misión en la localidad. Su impacto fue casi de inmediato, su fuerza y motor generó expectativa pública. Hechos 11:26 y cuando lo encontró, lo llevó a Antioquía. Durante todo un año se reunieron los dos con la iglesia y enseñaron a mucha gente. Fue en Antioquía donde a los discípulos se les llamó «cristianos» por primera vez., no vino de la iglesia, sino de la sociedad incrédula. "Cristianos" significa seguidores de Cristo, sin duda la vida de la iglesia era Cristo céntrica.

7. Una iglesia que se identifica con las necesidades de otros.

Por revelación, la iglesia fue informada que vendría una hambruna (época de Claudio), que afectaría aun a los creyentes de Jerusalén. Al darse cuenta de esta situación, todos ayudaron "de acuerdo a sus posibilidades" Hechos 11:29-30 Entonces decidieron que cada uno de los discípulos, según los recursos de cada cual, enviaría ayuda a los hermanos que vivían en Judea. Así lo hicieron, mandando su ofrenda a los ancianos por medio de Bernabé y de Saulo. Si en nuevas iglesias se informara de las necesidades de los creyentes de otras partes, la ayuda sería más generosa y oportuna.


Pastor Alberto Arenas Mondragón.

Teléfono
5554 8161
Fax
5554 8161
Dirección postal
ALLENDE 139, ESQ. LONDRES, COL. DEL CARMEN, DELEGACION COYOACAN, C.P. 04100, MEXICO, D.F.
Correo electrónico
Información general: webmaster@inpgethsemani.org.mx