Somos la Iglesia Nacional Presbiteriana "Gethsemaní", una comunidad renovada por el Espíritu Santo y formada por creyentes que desean servir a Dios y a la comunidad que nos rodea. Esta Iglesia es un huerto de descanso, paz y consolación para ti y todo aquel que lo necesite.

1. LA ESENCIA DEL UN LÍDER

Iniciamos un nuevo caminar en el peregrinaje de nuestra formación cristiana, pero ahora enfocado al desarrollo potencial de tu persona para que actúes de manera eficiente dentro y fuera de la iglesia.

El tema del liderazgo es un asunto urgente y necesario porque el liderazgo es algo que existe desde el nacimiento de la iglesia. La iglesia se formó y se forjó por la acción de líderes buenos y sanos. En la actualidad existe un rechazo al término de liderazgo porque eso pertenece al mundo, y se argumenta que debe utilizarse la palabra siervo. En parte es muy cierto, porque Dios llama a siervos no generales, pero entre los siervos hay alguien quien dirige, encabeza, coordina.

la palabra líder significa etimológicamente: actuar de manera tal de tener cierta lucidez para separar y distinguir las partes constitutivas de algo o de alguien, de tal manera de remover de ellas las que no son convenientes para su crecimiento y desarrollo, produciendo por este procedimiento cierta queja o dolor.

Como puedes ver, su significado etimológico es reducido a todo lo que representa en su papel. Nos guste o no, el liderazgo es algo que forma parte de nuestros ministerios. La pregunta sería, ¿eres líder? Cómo saber que ejerces un liderazgo o como iniciar a ser líder.

La pregunta de los 64 mil, ¿El líder nace o se hace? (o ¿te haces?) existe una gran polémica al respecto, porque muchas personas piensan que algunos nacen con la estrella de líder, otros piensan que nacen estrellados. Mi perspectiva es similar que cualquiera de nosotros podemos formarnos como líderes, estoy de acuerdo que algunos nacen con la chispa y carisma de líder, pero Dios nos llama para ser cabezas, para administrar los recursos del Reino, a ministrar a otros. No importa, cuál sea tu personalidad, o tu carácter, o tu formación, podrás llegar a ser un líder. De esto estaremos hablando durante los temas de liderazgo. Considero que todo líder debe tener un espíritu de servicio, aunque no todo siervo llegue a ser líder, porque piensa que no tiene el carácter para serlo.

Desarrollaremos varias definiciones de liderazgo, para este mensaje usaremos la siguiente definición: El liderazgo es un proceso de influencia para alcanzar los objetivos de la organización mediante el servicio.

Lo interesante de esta definición que forma parte de la esencia del líder, es que liderazgo es influencia. Un líder ejerce una influencia porque genera un proceso de comunicar ideas para obtener una aceptación de los demás para un servicio.

En estos temas de liderazgo aprenderemos las características de ser líderes, las estrategias para funcionar en algunas de las áreas o ministerios, pero lo interesante, es que todo esto no sólo te ayudará a servir mejor en la iglesia, sino en el medio donde te desenvuelves. Comenzaremos con las bases y los principios del liderazgo, como la esencia de un líder.

La esencia de un líder se caracteriza porque:

  1. Depende de Dios.

Un liderazgo sin Dios es autoritarismo, es manipulación, es poder desmedido. Todo liderazgo que empieza alejarse de la presencia de Dios, cae en el principal problema de Luzbel: se envaneció y pensó que podía ser más que su propio Creador por la autoridad que tenía. Su envanecimiento lo llevó a su perdición.

El verdadero liderazgo cristiano no se basa en la propia inteligencia, en las habilidades o destrezas, ni tampoco en la experiencia que se presume tener. El verdadero liderazgo se basa en la dependencia total de Dios.

La eficacia del liderazgo está en la comunión con Dios, en una relación íntima con el Creador. El ejemplo lo encontramos en Nehemías, un sirviente del rey, su función era ser copero, el encargado de sufrir las consecuencias en su cuerpo alguna conspiración contra su rey por causa de envenenamiento.

Nehemías recibe de su familia y amigos, la mala noticia de las condiciones de los muros de Jerusalén, la devastación de su pueblo y nación.

Ante tal situación, sólo le quedaba una decisión a Nehemías, y la mejor decisión fue orar a Dios; no buscó a sus amigos, no realizó un plan, no diseñó estrategias, no consultó con adivinos, no pidió una licencia en su trabajo para poder ir a Jerusalén. Se dirige a Dios primeramente, pero en su oración, se refleja la cosmovisión que tenía de Dios: “Dios Altísimo, Señor del cielo” el que abarca todo, el que todo puede, el magnífico. Nehemías afirmaba en su credo, que él ante el Creador no era nadie, sin Dios, no somos nada; somos como una nube del cielo o una flor que será cortada, un soplo.

Cada día debes de reconocer que en Dios somos lo que somos y tenemos lo que tenemos, porque sin él, nada podríamos hacer. Tu razón de vivir es Cristo, la cabeza de la iglesia. Si quieres ser un bien líder, necesitas aprender a depender de Dios y vivir para él. El autor bíblico nos recomienda Hebreos 4:11 Por eso, hagamos todo lo posible por obedecer a Dios, para que en ese día recibamos su descanso. No sigamos el ejemplo de los que no creyeron la buena noticia. La única posibilidad de ser un líder con eficacia es que tengas una total dependencia de Dios, obedeciendo su Palabra.

  1. Muestra una vida de integridad.

Parte de los temas que se abordarán en el liderazgo es la ética del líder, no se puede concebir a un líder que tenga doble vida. Un liderazgo con eficacia, requiere de integridad, porque las tentaciones están a la orden del día, y más cuando diriges un programa, ministerio, organización, proyecto, etc. La posibilidad de convertirte en corrupto, es muy probable cuando te alejas de la comunión con Dios.

Ser íntegro significa que lo que hagas en oculto, es lo que debes hacer en público, Nehemías era un hombre íntegro, por eso el rey le preguntó porqué estaba tan triste, la reacción de Nehemías ante la pregunta fue de nerviosismo porque tal vez el rey empezaría a dudar de la honorabilidad del copero, pero al contrario, el rey no sólo creyó en los argumentos de Nehemías, sino que también lo ayudó para restaurar los muros de Jerusalén, porque era un hombre íntegro.

El liderazgo actual, de cualquier organización, está en crisis, porque la gente no cree en los líderes, se han encargado de decepcionar a las personas, porque nunca cumplen sus promesas o porque nunca practican lo que predican o enseñan. Si queremos recuperar la figura del líder, es necesario comenzar a trabajar sobre la ética del líder, en la transparencia, congruencia, honestidad, compromiso.

El líder debe decidir a qué modelo seguir, y no como lo dice el salmista, Salmo 1:1 Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores ni cultiva la amistad de los blasfemos. En siguiente versículo nos da la clave de la ética: nuestro deleite o enfoque debe estar centrado en la enseñanza de la Palabra de Dios, porque ella es la que nos regenera y nos da una nueva manera de vivir, conforme a la voluntad de Dios. El secreto de la integridad está en la meditación de la Palabra de Dios y no en nuestra astucia.

  1. Mantiene buenas relaciones con los demás.

Otro de los aspectos que en esta temática desarrollaremos es las funciones del líder. Dios nos creó con parte de su esencia, y esa esencia es la manera de comunicarnos. Dios mantiene una armoniosa y perfecta relación con las dos personas de la Trinidad. Cuando nos hizo, nos dotó de esa misma capacidad relacional, para convivir en el matrimonio, familia y sociedad, pero la entrada del pecado provocó la ruptura de relaciones entre los humanos y con el resto de la creación.

En el liderazgo, se necesita la apertura a los demás, estamos conectados unos a otros, y como tal, debemos sobrellevarnos unos a otros. El líder debe tener la cualidad de unir a las personas, de restablecer relaciones con los que ha friccionado su conducta, a perdonar y dar otra oportunidad de convivencia.

En el liderazgo, tenemos la responsabilidad de fortalecernos unos a otros en amor divino.

Sigamos la recomendación de Pablo Romanos 12:17-18 Si alguien los trata mal, no le paguen con la misma moneda. Al contrario, busquen siempre hacerles el bien a todos. Hagan todo lo posible por vivir en paz con todo el mundo. En el mundo se practica el desquite y la venganza, pero en el medio cristiano, existe la reconciliación, la paz, la unidad, el amor.

  1. Ejerce diversas funciones:

También, estaremos hablando de algunas funciones básicas del liderazgo dentro y fuera de la iglesia, como:

a. Planeación:

b. Organización:

c. Dirección:

d. Control:

Teléfono
5554 8161
Fax
5554 8161
Dirección postal
ALLENDE 139, ESQ. LONDRES, COL. DEL CARMEN, DELEGACION COYOACAN, C.P. 04100, MEXICO, D.F.
Correo electrónico
Información general: webmaster@inpgethsemani.org.mx